Gianela Sipión: Karelim López: ¡Yo me ofrezco! ¡Yo me ofrezco como tributo!

 

El país ha conocido las explosivas declaraciones dadas ante el Ministerio Público por Karelim López, en las que ha acusado directamente al presidente Pedro Castillo de manejar una mafia enquistada en el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC), destinada a direccionar obras y ganar plata sucia.


<strong><span class="has-inline-color has-black-color">Gianela Sipión</span></strong>
Gianela Sipión

Columna: Democracia en Ajuste

 

El país ha conocido las explosivas declaraciones dadas ante el Ministerio Público por Karelim López, en las que ha acusado directamente al presidente Pedro Castillo de manejar una mafia enquistada en el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC), destinada a direccionar obras y ganar plata sucia.

En su declaración, López ha señalado también al extitular del MTC Juan Silva, del que nadie sabía, hasta ahora, por qué no era removido del cargo pese a los cuestionamientos en su contra. Según lo conocido ayer, quizá su supervivencia se deba a los “negociados” en que estaría implicado el mandatario. Todo cuadra.

El cuento del humilde maestro de Chota ha quedado totalmente desvirtuado. Resulta que hacía tiempo Castillo había dejado de enseñar para dedicarse a tiempo completo –y con sueldo pagado por el Estado– al sindicalismo radical y a la política activa.

El hecho es que con tantas falsedades de por medio la “palabra de maestro” ha quedado hecha añicos; y la figura del presidente campesino, humilde y provinciano resultó ser un descarado montaje teatral. Un show montado exprofesamente para esconder una gran mañosería, propia de un tipo muy corrupto y cínico.

Luego de conocerse esta noticia “bomba”, el presidente Castillo se ha victimizado, ha culpado a los medios y ha hecho un llamado, que sonaba a desesperado, a la comunicad internacional ante un eventual “golpe de Estado”.

Lo conocido puede ser determinante para la continuidad del presidente Castillo, quien ya era señalado por graves indicios de corrupción pese a que el Ministerio Público ha preferido mirar a otro lado y decir que con él no es.

¿Qué dicen los escuderos de Castillo? ¿La izquierda le seguirá siendo incondicional?

Entonces, ¡qué empiecen los juegos del hambre

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: