El nuevo ministro de Salud no solo es un charlatán que vende «agua milagrosa», sino que registra una investigación por corrupción

El nuevo ministro de Salud, Hernán Condori Machado, no solo ofrece una «agua milagrosa» que curaría todos los males, sino que es investigado por la Fiscalía de La Merced (Junín) por los presuntos delitos de cobro indebido y negociación incompatible.

Estos ilícitos se habrían cometido, en el año 2019, durante su gestión como director de la Red de Salud de Chanchamayo, y tienen que ver con un supuesto cobro ilegal a postulantes CAS.

Condori fue puesto en dicho cargo por el dueño de Perú Libre, Vladimir Cerrón. Posteriormente, en enero del 2020, el sucesor del condenado exgobernador regional de Junín, Fernando Orihuela, lo colocó al frente de la Dirección Regional de Salud de Junín.

Sobre esto último, el periodista periodista Carlos Paredes señaló que el nuevo titular del Minsa duró solo 6 días en el cargo porque fue separado por “falta de idoneidad”.

Además, el reemplazante de Hernando Cevallos aparece en un video desde su consultorio privado promocionando el producto ClusterX2, que no es más que una agua que no cura ni previene ninguna enfermedad. 

Hernán Condori es militante de Perú Libre según el JNE y muestra su respaldo incondicional a Cerrón con varias publicaciones en sus redes sociales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: